El Dare Gobik afronta Asturias con optimismo

La escuadra UCI Continental partió de tierras murcianas bajo la lluvia y las bajas temperaturas que, "suelen influir en la Vuelta a Asturias", y donde la orografía de media montaña "es similar a nuestro escenario habitual de entrenamientos", si bien, la llegada al Alto del Acebo, de primera categoría, en la jornada de mañana sábado, "ya marcará un antes y un después en el desarrollo de la carrera". 
Dare Gobik Partizan


El Dare Gobik formará en la salida de esta 59 edición de la ronda ciclística asturiana con Javier Valero, Juan J. Mata, Juan J. Martínez, Antonio Domene, Carlos Lorente y Juan A. Gómez. "No hay un líder por el que trabajar; se trata de buscar y sacar el máximo provecho a cualquier oportunidad que surga. Es una carrera complicada, muy exigente, que infunde respeto, y así la afrontamos, aunque con optimismo". 



El Alto del Acebo (1ª) aguarda como madrugador juez de carrera. "Ya veremos en qué medida influye". Es una distancia relativamente corta, de 152,5 kilómetros, "de modo que se prevé muy rápida y disputada", y que incluye las ascensiones a Avieras (3ª), La Espina (2ª) y Piedratecha (3ª). 


Equipo Ciclista UCI Continental DGP
Vuelta Ciclista Asturias 2016.
La etapa del domingo presenta un menú de cinco puertos puntuables de 3ª categoría antes de la meta en Pola de Lena (186,7 km). "Es una jornada propicia para las fugas". La cima del Carabanzo (3ª) dista solo 15 kilómetros de la meta, "y advierten de un complicado descenso". La última etapa es muy corta, "y  será muy ajetreada". Tan solo 121,5 kilómetros, con el Alto de El Violeo, a siete kilómetros de Oviedo.